Cómo gestionar las emociones en Navidad

Cómo gestionar las emociones en Navidad

La Navidad es una época donde las emociones se potencian al máximo, tanto las positivas como las negativas. Es una época donde echamos de menos a los seres que nos faltan, hacemos el balance del año que cerramos y llegan las frustraciones, hacemos los propósitos del año siguiente, ansiedad por las compras y los preparativos de las comidas, nos reencontramos con nuestra familia y seres queridos…

¿Hay alguna manera de que esto nos afecte lo menos posible o cuanto menos lo sepamos gestionar y por fin disfrutar de esta época? Claro que sí! Sólo sigue estas pequeñas pautas y tu Navidad cambiará.

La clave para enfrentarnos a esta época es vivir con positividad el momento presente y no excedernos en esas emociones que pertenecen al pasado.

El sufrimiento que nos puede producir la pérdida de un ser querido, lo debemos llevar con naturalidad. Es normal echar de menos a las personas que ya no están con nosotros. Recuerda todos aquellos momentos buenos y de cariño que te regaló, recuerda una sonrisa o un abrazo, en lugar de pensar que ya no está. Esto te hará sentir mejor. Llorar no es malo, al contrario, nos limpia de las malas emociones que acumulamos, por lo que, por qué no llorar?

Practica el decir no a las personas negativas y que te llevan a ti a la negatividad. Aléjate de las personas con envidias, pesimistas, que no luchan por mejorar. Di adiós a esas personas.
“El optimista siempre tiene un proyecto, el pesimista siempre tiene una excusa”

Disfruta de las pequeñas cosas que te brinda la Navidad, de los momentos con tu familia, reencuentro con amigos íntimos, un paseo por las ciudades…En lugar de pensar en aquello que no tienes.

Ponte objetivos alcanzables. En el balance que haces del año que terminamos determina qué cosas eran realmente alcanzables y no caigas año tras año en los mismos errores, así evitarás la frustración. Esto no quiere decir que no te pongas objetivos y mejoras, quiere decir que quizá necesites más tiempo para conseguirlo, o quizá debas empezar por un logro más pequeño….Lo importante es ir avanzando aunque no sea todo lo rápido que nosotros desearíamos.
Dentro de los propósitos para el año que viene, aparte de los de ir al gimnasio, adelgazar o dejar de fumar, proponte cuidarte a ti como persona, no dejar que te maltraten, terminar con los miedos que no te dejan avanzar, alejarte de las personas que te perjudican y te crean ansiedad, posicionarte dentro de tu mundo, reforzar tus cualidades, creer en ti y tus posibilidades, aprender a agradecer o a empatizar. Tu alma te lo agradecerá.

FELIZ NAVIDAD!!

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Águeda Torres Gómez de la Llamosa .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Nerworks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.